Accesorios para calzado de color violeta

En nuestro recorrido por los tonos de la moda a la hora de seleccionar apliques y fornituras, nos hemos detenido para ver con detalle las posibles combinaciones de accesorios para calzado de color violeta o morado.

Pero antes, vamos a conocer un poco más este color.

Origen del violeta

Surge de la combinación del rojo y el azul. Es un color mixto que transmite sensaciones ambivalentes. Esto se explica porque el rojo y el azul representan lo femenino y lo masculino respectivamente.

Como en el resto de colores, el violeta engloba debajo muchos tipos según los diferentes matices de la tonalidad. De esta forma, podemos hablar de variaciones como el lila, lavanda, el lirio, el amatista, el púrpura o el morado.

Significado y simbología del violeta

El uso que se le ha dado a este color a lo largo del tiempo ha hecho que adquiera unas connotaciones, significados o simbología concreta, unas veces más reconocibles y otras menos:

1- Se asocia a la nobleza, la realeza, el lujo o la sabiduría. Muchos reyes y reinas usaban esta tonalidad en su vestuario.

2- También tiene una relación muy fuerte con todo lo mágico.

3- Tiene connotaciones muy en línea con el poder y la ambición.

4- Está presente en la naturaleza a través de algunas frutas como las moras o las uvas.

5- Desde un punto de vista teológico, es color de la fe y la eternidad, la sobriedad, lo espiritual y la penitencia. Por eso se usa en las sotanas de obispos y otros cargos eclesiásticos.

6- Desde una perspectiva más moderna y cercana en el tiempo, el morado se asocia a la creatividad o la extravagancia y la rareza.

7- El violeta amatista es un color relajante y sutil, asociado a la espiritualidad. El violeta púrpura es, por el contrario, más egocéntrico y materialista.

Zapato de tacón morado
photo credit: The Dream of the Purple Shoe via photopin (license)

 Accesorios para calzado color violeta: fornituras y apliques

Los zapatos de este color adquieren mayor calidad si van acompañados de diferentes adornos y accesorios que los complementan a la hora de conjuntar con el resto del vestuario.

Entre esos complementos podemos destacar las siguientes fornituras y apliques, todas fabricadas en hierro, latón, aluminio o zamak y disponibles en un baño de color plateado y dorado:

Hebillas metálicas

Una hebilla es un cierre que se utiliza para unir dos partes de una prenda de ropa. Tiene dos partes fundamentales:

1- El pitón, que es la parte que se engancha al cuero o tela para abrochar la prenda.

2- El puente: la varilla central donde se coloca el pitón.

Las hebillas metálicas se utilizan en todo tipo de calzado y en artículos de marroquinería como cinturones, bolsos o carteras.

Hebillas metálicas para calzado y marroquinería

Hebillas metálicas para calzado y marroquinería

Cierres

Se usan en todo tipo de zapatos y en complementos como bolsos y carteras.

Trabillas

Sirven para ajustar una prenda. Van cosidas o pegadas a la tela por los dos extremos.

También se utilizan como adorno en calzado como mocasines, zapatos de tacón alto o botas, y complementos como bolsos, carteras etc.

trabillas para bolsos

Trabillas para calzado rizadas en baño de oro y plata.

Pasadores

Es un accesorio que se usa para pasar cordoneras, cintas o correas y ajustar la prenda.

Es muy habitual su utilización en botas, botines, zapatillas y muchos otros tipos de calzado.

Tiradores

Esta pieza va unido al cierre de una cremallera, y sirve para juntar o separar las dos hileras de dientes. Por tanto, estas piezas permiten abrir y cerrar una prenda.

Al ser parte importante de la cremallera se utilizan en todo tipo de calzado y en complementos como bolsos y carteras.

Tiradores en baño de oro para calzado y marroquinería. Redondos y con forma de candado

Tiradores en baño de oro para calzado y marroquinería. Redondos y con forma de candado

Botones

Los botones para calzado y marroquinería son piezas pequeña de metal u otros materiales duros que se cosen en la prenda para abrocharla a través del ojal. Otro uso habitual es el de adorno.

Terminales

Su uso habitual en calzado es el de embellecimiento de las cordoneras de los zapatos.

Tipos de terminales:

- Cilíndricos: se colocan en el extremo de las cordoneras de los zapatos.

- Cuadrados: aunque son adecuados para calzado, también se utilizan mucho en otras prendas de vestir.

- Conos: Agrupan varios cordones o cadenas.

terminales de oro para calzado

Terminales de oro cilíndricos, cuadrados o conos

Cadenas

Son conjuntos de eslabones entrelazados que se utilizan para sujetar y estirar prendas.

Tipos de cadenas:

- Cadenas limadas

- Cadenas barbadas

- Cadenas de malla

- Cadenas de bolas

- Cadenas de serpiente

- Cadenas de perlas

apliques y fornituras para bolsos color rojo

Cadenas doradas limada y barbada.

Cómo combinar el violeta

Los colores que mejor combinan son:

1- El propio violeta. Es uno de los colores que mejor combina consigo mismo. Una buena opción es apostar por morados de distinta intensidad para el calzado y el resto del look.

2- El amarillo, el blanco, el gris, el rosa o el naranja.

Por contra, los que peor casan son el verde y el azul.

Cómo combinar zapatos morados

Teniendo como referencia que es un color llamativo, aquí ofrecemos algunas sugerencias:

1- Combinar con colores neutros como el blanco o el gris.

2- Zapatos morados con estampados que incluyan ese color junto con el amarillo o el blanco.

3- Combinar con el color amarillo, pero con cuidado, ya que es una suma muy vistosa.

4- Unión de zapato morado con prenda superior roja. Igual que la anterior, es muy llamativa, pero lo que busca precisamente es el impacto del contraste.

En el portal Trendencias señalan dos combinaciones muy concretas que pueden parecer imposibles a primera vista, pero que funcionan realmente: el morado con el verde menta y el morado con el amarillo flúor.

Zapatos de color violeta

photo credit: Aeropastel – Strange Charm Camera Strap 2 via photopin (license)

El morado en la moda

El uso de este color en las prendas de ropa se debe sobretodo a su elegancia. Aunque en algunos momentos se consideró un color zafio y de mal gusto, esa opinión cambió para dar paso a mujeres muy sofisticadas gracias a esa tonalidad.

Otro punto a su favor es que tiene tantos matices (malva, lila, azul púrpura, rosáceo etc.) que es más fácil buscar combinaciones según prendas concretas (vestidos, blusas, pantalones, etc.) y complementos (bolsos, cinturones, etc.).